¡¡Urgente todo el mundo tiene que ver esto!!


LA ORACION ES NUESTRA MAYOR ARMA ESPIRTUAL NUNCA LO OLVIDES SOLDADO DE CRISTO!

Nacidos Para la Batalla La vida del guerrero de oración, será una vida de entrega total, el guerrero muchas veces se sentirá “solo”, permitido por Dios, para que en su soledad, aprenda a clamar y en esos momentos de intimidad, Dios le revelará sus secretos y sus formas de tácticas de guerra espiritual. Muchas veces el guerrero no entenderá porque no hay respuesta a sus peticiones, pero si sabe que los pensamientos de Dios no son nuestros pensamientos y que Dios sabe lo que es mejor para su pueblo. El guerrero vive una vida constante de “guerra espiritual” con propósitos bien definidos, (arrebatar las almas del infierno) pues estando en el ejercito de Jehová, tendrá que ser disciplinado en todo, aprenderá a ser guiado solo por Dios, que hacer, adonde ir y que decir; son las formas en que el guerrero se someterá a esta disciplina de actitudes y guianza, se someterá a escuchar solo la voz de Dios, dejara ser instruido solo por Dios, evitara oír voces, que no vengan de él, someterá su carne, egocentrismo, sus decesos carnales, aspiraciones, sus emociones traicioneras, y vivirá la vida de Cristo, para poder ser usado por él, en una entrega total. Es ahí donde la unción del Espíritu Santo y la autoridad de DIOS, fluirá contra toda hueste de maldad espiritual y el guerrero saldrá siempre vencedor. Dios solo demanda de ustedes y de mí una entrega total, para ser guiados, en un sometimiento diario a su palabra y autoridad. Pagina de Temas de Guerra Espiritual

¡¡Pelea tu batalla soldado de Cristo!!

martes, 8 de julio de 2008

Guerra Espiritual En La Gran Tribulacion


TEXTO: Apocalipsis 12:7-12

OBJETIVOS

1. Conocer que enseña la Biblia de la guerra espiritual en este periodo.

2. Entender que estamos viviendo tiempos peligrosos, debemos estar alerta.

3. Decidir llevar una vida de santidad y oración, la mejor guerra espiritual.


INTRODUCCIÓN

Satanás está viviendo con tiempo prestado. Dios dice en su Palabra que Satanás y sus ángeles recibirán un castigo eterno por sus crímenes cometidos contra Dios y contra los hombres. La manifestación demoníaca en el periodo de la gran tribulación será terrible, porque el propio Satanás se encarnara en el anticristo. La hechicería y la brujería en este periodo llegara a la mas alta expresión. La maldad y la depravación serán tan terribles, sumado a todo esto, los veintiún juicios dé Dios sobre la tierra, mas la abertura del poso del abismo, producto de la caída de una estrella a tierra, llenara de pavor, dolor, y terror a los moradores de la tierra. Con toda razón el Señor Jesús enfatizo diciendo: "Abra tribulación cual nuca hubo sobre la faz de la tierra.


I. LO QUE OCURRIRÁ EN ESTE PERIODO


A. PALABRA DE JESÚS. Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles (Mateo 25:41).


Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos (Apocalipsis 20:10).


Cuando llegue ese día, Satanás será echado de una vez y para siempre, de la presencia de Dios, sin poder nunca más volver a infligir males a nadie. Su eterna separación de Dios y su eterno castigo serán un justo final por su ignominiosa carrera como príncipe de las tinieblas.


El Señor, el Creador y Soberano, juzgará a todas las criaturas, incluso a los ángeles caídos (Juan 5:22). Él derrotó a Satanás y a sus demonios durante su ministerio, al invadir el territorio de Satanás y al echar fuera demonios de los poseídos por ellos (Mateo 12:28-29).


Jesús anticipó la derrota definitiva de Satanás cuando sus discípulos regresaron diciendo que los demonios se les sujetaban a ellos, mediante el poder de Cristo (Lucas 10:1,17-20).


Con su muerte y resurrección, Cristo selló el juicio final de Satanás y sus demonios. La cruz pone de manifiesto el odio y el juicio de Dios contra el pecado. El justo tenía que morir, así los injustos habían de ser perdonados (1 Pedro 3:18).


B. LAS TRETAS DE SATANÁS. Una de sus tretas favoritas es tratar de lograr que la persona se sienta satisfecha sin Cristo. Si la persona no siente necesidad de Dios, no se volverá a Dios. Por lo tanto, Satanás trata de que la gente se sienta lo suficientemente satisfecha para que no busque a Cristo.


En muchos casos el alcohólico más envilecido se acerca con más facilidad a Cristo que el exitoso hombre de negocios que cree que tiene todo lo que quiere. A menudos nos inclinamos a pensar que el alcohólico sabe que tiene una necesidad; sabe que tiene un problema, y por tanto es más probable que busque ayuda, que el próspero hombre de negocios que se siente satisfecho. Este sutil de engaño es una de las tácticas favoritas del diablo.


Otro engaño que utiliza Satanás es la imitación o falsificación. Todo lo que Dios ha hecho a lo largo de la historia, Satanás ha tratado de falsificarlo. La principal adulteración es la religión. A Satanás le encanta que la gente sea religiosa, que vaya a la iglesia, que crea que todo esta bien entre ellos y Dios, cuando precisamente es todo lo contrario.


Si una persona cree en alguna religión, sin recibir a Cristo como Su Señor y Salvador, esa persona está perdida aun que crea que las cosas entre ellas y Dios están bien. La persona religiosa, que confía en sus propias obras, puede ser un ejemplo de lo que es el engaño de Satanás, porque Dios nos ha dicho que, para estar en buena relación con Él, debemos ir primero a Cristo crucificado, quien murió para salvarnos de nuestros pecados.


C. ESTÉ CONSCIENTE DE SUS LIMITACIONES.


Satanás, el gran engañador, a veces trata de engañar a la gente haciéndose creer que él es más grande de lo que realmente es. Uno de los conceptos equivocados que la gente tiene acerca de Satanás es creer que él es como Dios ¡Nada más lejos de la verdad!.


Dios es infinito, mientras que Satanás es finito o limitado. Dios puede estar presente en todas partes a un mismo tiempo, no es así Satanás. Dios es omnisciente, capaz de leer nuestros mínimos pensamientos; Satanás no. No obstante, a Satanás le gustaría que la gente creyera que él tiene tales poderes. Desgraciadamente, hay muchos cristianos que ve a Satanás detrás de todas las cosas, y le atribuyen cosas que no tienen nada que ver con él.


Creo que hoy estamos viendo un interés muy enfermizo en la esfera cíe la demonología, al punto de que muchos de nuestros amigos evangélicos se han convertido en efecto, en "demonófilos", como resultado de su exagerado interés en el ocultismo. Creen ver un demonio en cada rama, y así, hoy día resulta muy común oír hablar de demonios del cigarrillo, del alcohol, del asma, y de cualquier otro estado imaginable.


II. ¿QUÉ DICEN LAS ESCRITURAS?


A. "Mijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo" (1 Juan 4:4).


Tenemos que darnos cuenta de que Satanás no es todopoderoso; que ha sido derrotado por la muerte de Cristo en la Cruz. El poder del pecado sobre nosotros ha sido roto.


Por tanto, debemos respetar el poder de Satanás, pero no temerlo hasta el punto de creer que sus demonios pueden morar dentro de los creyentes y obligarlos a hacer cosas que ellos no quisieran hacer.


El poder de Dios es mayor, pero el gran engañador quisiera que dudáramos de esto. Por ello, esté consciente de las limitaciones de Satanás y del ¡limitado poder de Dios.


La Biblia dice que Cristo vino al mundo para deshacer las obras del diablo (1 Juan 3:8). Esto ya ha sido logrado. La victoria ha sido alcanzada. Satanás ha sido derrotado.


B. Las Escrituras nos exhortan: "Vestíos de toda la armadura de Dios para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo" (Efesios 6:11). Para poder estar firmes necesitamos reconocer que el diablo existe, saber cuales son sus métodos y motivos, y asimismo sus limitaciones. Si sabemos todo esto, podemos combatir inteligentemente a Satanás y sus ataques, siguiendo los principios que Dios nos ha dado.


Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podías estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y haciendo acabado todo, estar firmes.


Estad. pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, conque podáis apagar todos los dardos del fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios (Efesios 6:11 -17).


C. Finalmente, después de los siete años de tribulación, cual nunca hubo, sobre la faz de la tierra; Satanás será apresado por mil años. Un Ángel fuerte del Dios Todopoderoso lo apresará (Apocalipsis 20:1-3). El Anticristo y el Falso Profeta en este contexto de la gran tribulación, son arrojados vivos al lago de fuego, que compartirán con Satanás luego de los mil años de gobierno de Cristo sobre la tierra.


La guerra espiritual será tan intensa en el periodo de la gran tribulación. Terrible tiempo de angustia, dolor y juicios sobre la humanidad pervertida. En este punto de la historia humana, antes del segundo retorno visible de Cristo sobre la tierra. La palabra dicha por el apóstol Juan en el Apocalipsis 12:12 será entendida con mayor claridad y desesperación para todos los que no fueron arrebatados. "Ay de los moradores de la tierra y el mar, porque Satanás sabiendo que le queda poco tiempo ha descendido a vosotros con gran ira".


Al término del periodo de los siete años de tribulación, cuando aparezca la señal del hijo del hombre, viniendo en las nubes con gran poder y gloria (Mateo 24:29-30) el conflicto espiritual de todas las edades, iniciado en el Edén se interrumpirá por mil años. Con Cristo reinando en la tierra y en el cielo (Mateo 28:18) cesa la guerra espiritual en los aires y en la tierra. La advertencia de Jesús para Su Iglesia es: "Velad y Orad". Porque sorpresivamente Cristo aparecerá y llevará consigo a los que son suyos (Mateo 24:42)

.

CONCLUSIÓN


Hemos estudiado brevemente qué enseña la Biblia de la guerra espiritual en el período de la gran tribulación. Debemos despertarnos porque estamos viviendo en tiempos peligrosos. Debemos decidir llevar una vida de santidad y oración que es la mejor guerra espiritual que nos garantiza la victoria sobre Satanás y todos sus demonios.



Chat de Agradecimientos y Sugerencias