¡¡Urgente todo el mundo tiene que ver esto!!


LA ORACION ES NUESTRA MAYOR ARMA ESPIRTUAL NUNCA LO OLVIDES SOLDADO DE CRISTO!

Nacidos Para la Batalla La vida del guerrero de oración, será una vida de entrega total, el guerrero muchas veces se sentirá “solo”, permitido por Dios, para que en su soledad, aprenda a clamar y en esos momentos de intimidad, Dios le revelará sus secretos y sus formas de tácticas de guerra espiritual. Muchas veces el guerrero no entenderá porque no hay respuesta a sus peticiones, pero si sabe que los pensamientos de Dios no son nuestros pensamientos y que Dios sabe lo que es mejor para su pueblo. El guerrero vive una vida constante de “guerra espiritual” con propósitos bien definidos, (arrebatar las almas del infierno) pues estando en el ejercito de Jehová, tendrá que ser disciplinado en todo, aprenderá a ser guiado solo por Dios, que hacer, adonde ir y que decir; son las formas en que el guerrero se someterá a esta disciplina de actitudes y guianza, se someterá a escuchar solo la voz de Dios, dejara ser instruido solo por Dios, evitara oír voces, que no vengan de él, someterá su carne, egocentrismo, sus decesos carnales, aspiraciones, sus emociones traicioneras, y vivirá la vida de Cristo, para poder ser usado por él, en una entrega total. Es ahí donde la unción del Espíritu Santo y la autoridad de DIOS, fluirá contra toda hueste de maldad espiritual y el guerrero saldrá siempre vencedor. Dios solo demanda de ustedes y de mí una entrega total, para ser guiados, en un sometimiento diario a su palabra y autoridad. Pagina de Temas de Guerra Espiritual

¡¡Pelea tu batalla soldado de Cristo!!

jueves, 19 de marzo de 2009

HACIENDO CAER AL DIABLO




Texto: Lucas 10: 1, 17-19

1 Después de estás cosas, designó el señor también a otros setenta, a quienes envió de dos en dos delante de él a toda ciudad y lugar adonde él había de ir.
17 Volvieron los sesenta con gozo, diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre. .18 Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo, como un rayo. 19 He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os hará daño.

El capítulo comienza diciendo. ?Después de estas cosas??, así que es necesario conocer acerca de ellas, para encontrarnos en el contexto. En el capítulo 9, versículos 1 y 2: ?Habiendo reunido a sus doce discípulos, les dio poder y autoridad sobre todos los demonios, y para sanar enfermedades. Y los envió a predicar el reino de Dios, y a sanar a los enfermos.?

Esto nos enseña que anteriormente el Señor había enviado a sus discípulos con poder y autoridad sobre ?todos los demonios?, y para sanar y predicar el evangelio. Tenían poder y autoridad para echar fuera todo tipo de demonios, para combatir el reino de las tinieblas; sin embargo en Lc 9: 37-40 se cuenta acerca de un padre que se acercó a Jesús, porque a su hijo un espíritu le tomaba y le atormentaba, y le dice: ?Y rogué a tus discípulos que le echasen fuera, y no pudieron?. A los discípulos de Jesús Se les dio autoridad pero no pudieron echar al espíritu maligno.

Así que, después de estas cosas, envió Jesús a otros setenta, los cuales fueron capaces de hacer temblar al reino de las tinieblas, que hicieron caer al diablo, que regresaron gozosos diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre.

Antes de estudiar esto, es necesario aclarar que a algunos creyentes no les gusta que se enseñe sobre los espíritus de maldad y de la guerra espiritual, sin embargo el nuevo testamento nos enseña que en la vida de los creyentes, las dificultades, problemas o luchas que pasamos son motivados por espíritus malignos. Ef 6:12 ?Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.?

Es necesario que entendamos que los nuestros problemas y dificultades no son contra personas; los problemas en los hogares, no son problemas entre los padres y los hijos o entre los esposos y las esposas; los problemas en los centros educativos, no son problemas entre maestros y estudiantes, los problemas de delincuencia, de violencia, de desorden social, no son en realidad problemas iniciados en las personas, el verdadero problema es que estamos rodeados por espíritus de maldad, que se mueven en los aires, espíritus gobernados por las fuerzas del maligno, por nuestro adversario el diablo, que anda como león rugiente buscando a quien devorar (1 Pe 5:Cool

Pero le tengo una muy buena noticia, Dios sabe muy bien estas cosas, y sabe que debemos pelear estas batallas, por lo que nos ha provisto de una armadura de Dios, para estar firmes contra las asechanzas del diablo (Ef 6:11), armadura que nos sirve para resistir el día malo (Ef 6:13). Si esto fuera poco, Dios nos ha dado armas que no son carnales, ya que no peleamos contra carne, sino que son espirituales, poderosas en Dios para destrucción de fortalezas (2 Co 10:4).

En Lc 10: 17, los sesenta regresaron con gozo y le dijeron a Jesús: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre. Observe que los demonios se sujetan en el nombre de Jesús, el nombre de Jesús es poderoso, él nos enseñó que en su nombre echaríamos fuera demonios (Mc 16:17), que lo que pidiéramos al Padre en su nombre, él lo hará. (Jn 14:13-14). Prepárese porque en breve haremos declaraciones de poder en el nombre de Jesús que harán caer fortalezas levantadas en contra nuestra.

Quiero que ponga atención a lo escrito en Lc 10:18, luego que los enviados por el Señor hicieran que los demonios se sujetaran en el nombre de Jesús; Jesús les dijo. ?Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo?.

El diablo tuvo que caer al ver que su reino se comenzó a desquebrajar, que su reino comenzó ha ser sujetado por la palabra salida de los labios de los que habían creído, por la autoridad recibida en el nombre de Jesús. Esa autoridad también es nuestra y nosotros también haremos caer fortalezas levantadas por el enemigo, el reino de las tinieblas ha comenzado a caer, tenemos la armadura de Dios, tenemos las armas poderosas en Dios, tenemos el nombre de Jesús que nos da poder y autoridad sobre toda fuerza del enemigo, y nada nos dañará.

Debemos creer esto, debemos recibir la autoridad que nos ha sido dada por Jesús: ?He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará?

Las serpientes y los escorpiones representan aquellos espíritus que se arrastran con el propósito de engañar, como la serpiente que se acercó a Eva, pero principalmente aquellos espíritus que están llenos de veneno, tratando de envenenar nuestra vida, trayendo desánimo, tristeza, inconformidad, amargura, hasta llenarnos de espíritu de fracaso y hasta de muerte, para robarnos la vida.

Pero Jesús nos dio potestad de hollar a esas serpientes y escorpiones. Quizás no hemos considerado en su totalidad el significado de hollar; hollar significa pisotear, aplastar, humillar y abatir.

Tenemos autoridad para pisotear a todo espíritu de maldad, cuando usted pisotea, significa que pasa por encima de algo, así que podemos pasar por encima de las enfermedades, por encima de los problemas económicos, por encima de los afanes, por encima de todo obstáculo levantado por el enemigo.

Tenemos autoridad de aplastar toda fortaleza del enemigo, nuestras armas son poderosas en Dios para destrucción de fortalezas, además tenemos la promesa que el Dios de paz aplastará en breve a Satanás bajo nuestros pies (Ro 16:20)

Tenemos autoridad para humillar al diablo y a sus espíritus, Tito 2:8 dice: de modo que el adversario se avergüence, y no tenga nada que decir de nosotros.

Tenemos autoridad en el nombre de Jesús para abatir a los espíritus de maldad, tanto que veremos caer abatido al diablo y a su reino.

Si ha creído esta palabra, lo invito ha tomar la autoridad que le ha sido dada, lo invito a sujetar en oración y en el nombre poderoso de Jesús, todos aquellos espíritus de maldad que están asechando su vida. Hoy es tiempo de hacer caer al diablo y a sus ángeles, hoy es tiempo de hacer caer fortalezas, hoy es tiempo de pisotear, aplastar, humillar y abatir al diablo.

Declare con fe y en el nombre de Jesús que hoy sujeta a la pobreza, que hoy sujeta a la ansiedad, que hoy sujeta a la escasez, que hoy sujeta al desánimo, que hoy sujeta al desempleo, que hoy sujeta a la violencia, que hoy sujeta al rencor, que hoy sujeta a la tristeza, que hoy sujeta todo espíritu de oposición.

Tome la autoridad que le ha sido dada, ponga al enemigo bajo sus pies y declare como Jesús: Vi caer a Satanás.

Chat de Agradecimientos y Sugerencias