¡¡Urgente todo el mundo tiene que ver esto!!


LA ORACION ES NUESTRA MAYOR ARMA ESPIRTUAL NUNCA LO OLVIDES SOLDADO DE CRISTO!

Nacidos Para la Batalla La vida del guerrero de oración, será una vida de entrega total, el guerrero muchas veces se sentirá “solo”, permitido por Dios, para que en su soledad, aprenda a clamar y en esos momentos de intimidad, Dios le revelará sus secretos y sus formas de tácticas de guerra espiritual. Muchas veces el guerrero no entenderá porque no hay respuesta a sus peticiones, pero si sabe que los pensamientos de Dios no son nuestros pensamientos y que Dios sabe lo que es mejor para su pueblo. El guerrero vive una vida constante de “guerra espiritual” con propósitos bien definidos, (arrebatar las almas del infierno) pues estando en el ejercito de Jehová, tendrá que ser disciplinado en todo, aprenderá a ser guiado solo por Dios, que hacer, adonde ir y que decir; son las formas en que el guerrero se someterá a esta disciplina de actitudes y guianza, se someterá a escuchar solo la voz de Dios, dejara ser instruido solo por Dios, evitara oír voces, que no vengan de él, someterá su carne, egocentrismo, sus decesos carnales, aspiraciones, sus emociones traicioneras, y vivirá la vida de Cristo, para poder ser usado por él, en una entrega total. Es ahí donde la unción del Espíritu Santo y la autoridad de DIOS, fluirá contra toda hueste de maldad espiritual y el guerrero saldrá siempre vencedor. Dios solo demanda de ustedes y de mí una entrega total, para ser guiados, en un sometimiento diario a su palabra y autoridad. Pagina de Temas de Guerra Espiritual

¡¡Pelea tu batalla soldado de Cristo!!

jueves, 19 de marzo de 2009

Los Demonios y la victoria sobre ellos



Dios habló repetidamente a los dirigentes de Israel sobre la fe y el temor. Se les dijo firmemente que confiaran en Dios y que no mostraran temor hacia otros dioses o hacia sus enemigos: "Sed fuertes y de mucho valor... No temáis a los dioses de los Amoritas" (Jos. 1:9; Jue. 6:10).

Como el aceite y el agua, la fe y el temor no se mezclan. Si empezamos con fe y la expresamos resistiendo al diablo, nuestro enemigo huirá de nosotros (Stg. 4:7). Si aceptamos el miedo, los poderes de la oscuridad (el diablo y los demonios) nos esclavizarán y la fe huirá de nosotros. Es así de sencillo.

Se Necesita Equilibrio

El diablo busca engañarnos ya sea por medio de esconder la verdad o tomando una parte de la verdad y llevándolo demasiado lejos. Con respecto a los demonios, le gustaría que nosotros:
1. Pensáramos que son inactivos o que ni siquiera existen, o
2. que viéramos al demonio detrás de cada problema de nuestra vida.

En los últimos años, algunos han hablado tanto de los demonios que mucha gente ha sido arrastrada por un gran temor. En lugar de verse libres de sus problemas, ellos tienen el peso añadido del horror. Cualquier doctrina o enseñanza puede ser dañina o peligrosa si se enfatiza demasiado o se enseña de una manera que no es la verdadera en relación con la Biblia.

Una señora años atrás estaba a punto de volverse loca por temor a los demonios. Se convirtió en una persona muy temerosa tras sentarse durante una semana entera bajo la enseñanza de cierto evangelista. La enseñanza que ella oyó la llevó a creer que su casa estaba llena de diablos. Tenía miedo de que cada habitación, armario y salita tuviera demonios escondidos que esperaban para dañarla.

Se necesitaron un par de semanas de enseñanza de la Biblia para sacarla del miedo y volverla a llevar a un lugar de fe. Todo lo que necesitamos es conocer la verdad y vivir en la libertad que ésta proporciona.

El Diablo No Posee Los Atributos De Dios

Como la señora señalada arriba, algunas personas tienen miedo de los demonios porque creen que ellos poseen poderes o características que no tienen.

El diablo y sus demonios no saben todas las cosas ni pueden leer nuestras mentes. No saben cómo reaccionaremos a los pensamientos o sentimientos que pongan en nuestras mentes o corazones. Tienen que esperar y ver lo que hacemos. En ocasiones pueden familiarizarse con nuestros patrones de comportamiento, pero no pueden prever o determinar nuestras acciones.
Satanás ciertamente no previó el resultado de su ataque contra Job. Tampoco esperó que la victoria le llegaría a Jesús a través de la cruz.

Los Poderes Demoníacos No Pueden Estar En Todas Partes Durante Todo El Tiempo

Ciertamente se sintieron muy molestos de estar alrededor de Jesús. También abandonaron rápidamente la escena cuando se enfrentaron con los apóstoles en el libro de los Hechos.

Los Demonios No Son Todopoderosos

Cuando David cantó canciones al Rey Saúl, el espíritu malo que le molestaba se apartaba. La alabanza y la adoración poderosa del Señor lanzan fuera las fuerzas demoníacas.
Aún los creyentes nuevos - cuando se someten a Dios - pueden hacer que el enemigo huya. De hecho, las características de arriba pertenecen solamente
a Dios. Solamente el es:

1. Omnisciente: que lo sabe todo
2. Omnipresente: que está presente en todas partes
3. Omnipotente: que es todopoderoso
El diablo y sus demonios pueden atacarnos. Sin embargo, no pueden entrar en nuestras vidas a menos que les abramos la puerta por el camino de la duda, desobediencia o engaño. No poseen los atributos del Dios Todopoderoso. De hecho, el enemigo no es un obstáculo para un cristiano informado, uno que esté caminando en fe y obediencia.

Entre más pronto aceptemos esta verdad, más rápido nos apartaremos del temor parar entrar en la fe, y de la derrota para entrar en la victoria. Estos son, ciertamente, principios básicos para la vida cristiana victoriosa.

EL DIABLO Y SUS DEMONIOS HAN SIDO DERROTADOS Y DESHONRADOS

Nuestra victoria sobre los poderes diabólicos está señalada claramente en la Escritura. Uno de los versículos clave se encuentra en la carta de Pablo a la iglesia de Colosas: "Dios desarmó a derrotó a los principados y poderes - a los espíritus demoníacos que gobernaban. Los exhibió públicamente. Dios obtuvo la victoria a través de Cristo y de Su cruz" (Col 2:15).
En este pasaje se nos dice que Dios ha desarmado y derrotado a los poderes de los espíritus del mal que gobiernan al mundo. Esto se refiere a los demonios poderosos que forman parte de las fuerzas de Satanás. Se les privó de sus armas y autoridad. Ahora no tienen defensa y han sido degradados.
Esto es un cuadro muy vívido de un desfile de la victoria en el que el enemigo derrotado es expuesto a la vergüenza pública. Es una victoria que fue ganada por el Señor Jesucristo en el Calvario cuando fue crucificado.

La Derrota Significa La Redención De La Autoridad

En el acorazado Misurí, treinta años atrás, el general japonés Toj se rindió al general MacArthur de los Estados Unidos. La ceremonia de rendición tuvo lugar en 1946, en la bahía de Tokio. Los japoneses habían sido ya derrotados por las fuerzas militares aliadas.
La ceremonia fue bastante dramática. El General Toj subió a bordo del acorazado Misurí vestido con su uniforme de gala. Con él estaban hombres de alto rango tanto del gobierno como de los círculos militares. Llegó como el comandante en jefe de las fuerzas armadas japonesas. Entonces el General MacArthur subió al barco con los hombres representantes del gobierno y a las fuerzas armadas de los Estados Unidos. Era un encuentro personal y cara a cara.

El general MacArthur se acercó y arrancó todas las medallas militares, cintas y condecoraciones de Toj. Después agarró y arrancó los emblemas de autoridad que llevaba en los hombros. Quedó reducido a un hombre derrotado y degradado sin poder ni autoridad. Toj fue más tarde ejecutado por crímenes de Guerra.
La ceremonia de rendición fue finalizada por el General Toj cuando agarro la espada que levaba al costado y se la entregó al general MacArthur.

Cuando Toj se rindió, no era solamente su propia derrota personal. Todas las fuerzas combinadas de aire, ejército, marina y militares del Japón, se rindieron y quedaron desprovistas de poder. Fue un momento de victoria y triunfo para los Estados Unidos y sus aliados. Fue una derrota y rendición total para los generales japoneses y sus tropas. La guerra había sido ganada.
Esto fue lo que sucedió en el Calvario. Satanás y todos sus demonios fueron totalmente derrotados. Fueron expuestos a un despliegue abierto de vergüenza y degradación en aquella mañana de Domingo de Resurrección. Las palabras del himno famoso de Robert Lowry cuenta la historia de una manera muy hermosa:

"De la tumba se levantó
Con un triunfo poderoso
sobre sus enemigos
Se levantó victorioso
del dominio tenebroso
Y vive para siempre
con sus santos para reinar
Se levantó! Se levantó!
Aleluya! Cristo se levantó!

Cristo ahora sostiene en Sus manos para siempre las llaves del infierno y de la muerte. Las sostiene porque venció al pecado, a Satanás, al pecado y a la muerte. Fue totalmente triunfador - sobre el diablo, sobre los principados y los poderes. Ganó todo.
No solamente fue su victoria, sino también la nuestra. La victoria del General MacArthur no sólo fue para él, mas fue una victoria que todo el pueblo de los Estados Unidos y sus aliados disfrutaron. La victoria de Jesús es la misma para todos nosotros los que le amamos y le servimos.

Murió avergonzado para que pudiéramos vivir victoriosos. Tenemos que verlo. Tenemos que conocerlo. Tenemos que caminar a la luz de esa revelación. Es nuestra clave para la vida cristiana victoriosa.

La Victoria Significa Un Cambio En La Autoridad

Es importante saber que cuando el diablo fue derrotado también lo fueron todas sus fuerzas demoníacas. No tienen autoridad ni poder sobre nuestras vidas excepto el que nosotros les permitamos que tengan.

Se cuenta la historia de un sargento del ejército de los Estados Unidos que fue internado en un campo de prisioneros de guerra japonés. Después de que el Japón se rindió, el general japonés que estaba a cargo del campamento mantuvo su mando. Esperaba que un oficial de alto rango de las fuerzas de los Estados Unidos llegara y se hiciera cargo del mando.

Iba a aprender que un general derrotado tiene menos autoridad que un sargento, si el sargento pertenece al ejército que ha ganado la guerra. Al escuchar la rendición el general del Japón, el sargento informó rápidamente al general japonés que el y sus hombres se iban hacer cargo del campo. No hizo falta que esperaran. Con la firma de los papeles de rendición, el cambio de mando alcanzó hasta el soldado de rango más bajo. Incluso un sargento del ejército podía tener el mando sobre un oficial de alto rango si ese oficial era miembro de las fuerzas derrotadas.
Este es un cuadro poderoso de la autoridad del creyente. Es nuestra cuando nos colocamos bajo la dirección de nuestro Señor Jesucristo.

Cuando Estamos Bajo Autoridad, Podemos Actuar Con Autoridad.

El triunfo de Cristo sobre Satanás en la cruz del Calvario significa que nosotros también poseemos ese mando. Todo cristiano que vive bajo la autoridad de Dios tiene derecho a asumir el mando y a tomar su parte del mundo. Tiene la autoridad y el derecho legal de decirle al diablo (y a sus demonios) a donde tiene que ir y lo que tiene que hacer.
Se nos enseña que resistamos al diablo y que veamos como huye. EL Apóstol Santiago utiliza un término militar para explicar esta verdad en su epístola: "Por lo tanto, someteos a Dios. Resistid al diablo y huirá de vosotros" (Stg 4:7).

La palabra "someterse" significa colocarse bajo o venir bajo una autoridad (es decir, obedecer totalmente al Señor). Cuando nos colocamos bajo la autoridad podemos permanecer y resistir firmemente al diablo y a sus demonios. Cuando lo hagamos, se volverán asustados y saldrán corriendo.

EL DOMINIO SOBRE LOS PODERES

En ningún sitio de la Escritura se dice que Jesús se enfrentó con el poder diabólico con miedo y temblor. De hecho, fue una manera muy distinta.
Fueron los demonios los que gritan de temor:
"Había un hombre en la sinagoga con un espíritu malo. Y gritó: Déjanos en paz ¿Qué tenemos que ver contigo, Jesús de Nazaret? ¿Has venido a destruirnos? Yo sé quien eres - el Santo de Dios"(Mr 1:23-41)

"Cuando Jesús saltó a tierra se encontró con un hombre endemoniado... y cuando este vio a Jesús, dio un grito terrible y cayó aterrorizado delante de El. Gritando a voz en cuello le dijo: ¿Qué quieres de mi, Jesús hijo del Dios altísimo. Por favor, te ruego que no me atormentes... Jesús le preguntó, ¿cuál es tu nombre? Legión, contestó, porque millares de demonios habían entrado en el hombre. y los demonios le suplicaron repetidamente que no les ordenara salir de esa región" (Lc.8:27-321) "¿Creían que hay un Dios? Bueno, si. Pero recordemos que también los demonios creen - tan fuertemente que tiemblan de terror" (Stg 2:19).

Es interesante notar que la palabra griega para "temblar" es frisso.
Significa temblar o tener escalofríos de terror y horror. Se refiere a la clase de miedo que hace que el pelo de uno se erice o ponga de punta.

No, no fue Jesús el aterrorizado por la presencia de los demonios. Fueron las demonios los que se quedaron aterrorizados de miedo por el poder y la presencia del Señor. Sabían que El había venido a privar a Satanás de su poder y autoridad.

Después de Su resurrección, Jesús expresó claramente esta verdad con las siguientes palabras: TODO poder en el cielo y en la tierra me ha sido dado.
Por lo tanto id y haced discípulos en todas las naciones... y aseguraos de este: Estoy con vosotros siempre, aun hasta el fin de los siglos" (Mt 28:18-20).

La palabra "poder" en el pasaje de arriba significa poder para gobernar, adquirir autoridad y tener dominio. Ahora bien, si Jesús tiene TODO poder y autoridad, eso significa que el diablo no tiene ninguno. A través de su muerte en la cruz, Jesús destrono al diablo y le quitó el aguijón de l muerte.

Jesús señaló con firmeza esta verdad nuevamente a su Apóstol Juan en la visión celestial. "No temas, yo soy el primero y el último. he estado muerto, pero mira, estoy vivo para siempre. Tengo las llaves (autoridad) sobre la muerte y la tumba" (Ap 1:17-18).

Los Discípulos De Cristo Tienen Dominio Sobre Los Demonios

No solamente Jesús tiene todo poder y autoridad, sino que también ha dado ese poder a Sus discípulos - de todas las épocas.
"Los setenta discípulos regresaron con gran alegría. señor, dijeron, aun los demonios se nos someten cuando utilizamos tu nombre".

"Jesús les dijo: sí, yo he visto a Satanás cayendo del cielo como un rayo relampagueante. Y os he dado autoridad sobre todo el poder del enemigo.
Tenéis poder para pisotear debajo de vuestros pies a los escorpiones y a las serpientes(poderes demoníacos). Nada os dañará" (Lc 10:17-20).

"Estas señales seguirán a aquellos que crean: Utilizarán la autoridad de mi nombre para arrojar demonios..."(Mr 16:18).

A la luz de los pasajes mencionados arriba, esta claro que no tenemos razones para temer a los poderes demoníacos. Su poder y autoridad les han sido arrebatados. Son ellos los que tiemblan en nuestra presencia cuando permanecemos fuertes en la victoria del Calvario.

Consideremos ahora cómo poner en acción la verdad de la Palabra de Dios. Los principios tienen que ser probados en la práctica.

LOS PRINCIPIOS TIENEN QUE SER PROBADOS EN LA PRACTICA

"El Señor su Dios está con ellos. El grito del rey está entre ellos. Dios los sacó de Egipto. Israel tiene la fuerza de un rey salvaje".
"Ninguna maldición puede ser colocada sobre ellos, y ni siquiera la brujería puede ser realizada contra ellos. Mirad que maravillas Dios ha hecho por ellos".
"Estas gentes se levantarán como un león que no descansará hasta que haya destruido y comido a su presa..."(Nm 23:21-24).

En el pasaje de arriba tenemos un cuadro de lo disfrutamos como creyentes en Cristo. La presencia de Dios está con nosotros y su protección descansa sobre nosotros. Tenemos la victoria sobre nuestros enemigos. Es de especial interés notar que ninguna maldición puede ser realizada contra nosotros. Aun la brujería no tiene efecto en la medida en que nos sometamos al gobierno real de nuestro Dios. Cuando caminamos en fe y obediencia, ningún poder del enemigo puede dañarnos.

Esta es una verdad para el pueblo de Dios de Dios de todas las épocas.
Descansa sobre el principio del dominio divino. Como se dijo antes: cuando nos colocamos debajo de la autoridad de Dios, su autoridad desciende sobre nosotros. Después podemos resistir al diablo y a sus demonios en la autoridad de Su nombre y por el poder de Su Palabra. Estos huirán de nosotros.

Hay lugares en el mundo en los que esta verdad es de gran importancia.
Muchas personas viven sus vidas completas con temor a causa de la brujería. Los he visto ser librados completamente de tal temor en el nombre de Cristo Jesús.

Cuando comprenden que el diablo ha sido derrotado totalmente en el Calvario, pierden su temor. Rápidamente empiezan a moverse en su autoridad como hijos e hijas reales en la familia de Dios. No temen enfrentarse y derrotar a los poderes demoníacos en cualquier sitio que se los encuentren. Es hermoso ver " las maravillas que Dios ha hecho por ellos".



Chat de Agradecimientos y Sugerencias